Cuatro claves para implantar un sistema de aprendizaje ligado a incentivos

En el mundo empresarial actual, la formación continua es un aspecto esencial para seguir siendo competitivo. Un sistema de aprendizaje ligado a incentivos, puede ser el punto de inflexión para impulsar el crecimiento y el éxito de la organización. Estas son las cuatro claves a tener en cuenta a la hora de implantar un sistema de aprendizaje ligado a incentivos. 

Conocer bien el target

El primer paso para un sistema de incentivos efectivo es comprender al público objetivo. ¿Cuáles son sus preferencias? ¿Qué retos tienen? ¿Y sus metas? Debemos contestar estas preguntas para poder planificar el incentivo ligado al aprendizaje, pero, además, también debemos conocer a la audiencia para saber qué formación encaja más con su perfil de usuario, el tiempo que disponen, los dispositivos con los que pueden hacerla, etc. Escuchar sus inquietudes y entender lo que les apasiona ayudará a adaptar los incentivos para que sean realmente atractivos.

hablando sus planes foto dos companeros trabajo usando tableta digital juntos oficina

Personalizar la recompensa/incentivo

La personalización es clave en la motivación. Ofrecer incentivos adaptados a los gustos individuales de los empleados hace que las recompensas se perciban como más valiosas y atractivas.  

Una de las claves en este sentido es dar la opción de elegir el incentivo al participante dentro de una variedad de posibilidades, de forma que lo sienta más cercano a su realidad y su necesidad en ese momento. ¿Un móvil? ¿Una aspiradora? ¿Unas entradas para un evento? El tipo de incentivo puede ser muy variado, pero la elección individual ayuda a crear una mayor conexión y un mayor vínculo con la organización, como nos comentaba Sara Sotillo en nuestro Encuentro Wetak sobre el aprendizaje ligado a incentivos.

Analizar el dato y escuchar activamente

Otra de las claves para el aprendizaje ligado a incentivos es la escucha activa. Puede pasar que se analicen todos los datos y a priori se establezcan unos incentivos adecuados pero que la formación no esté funcionando. La escucha activa permite analizar y adaptar el aprendizaje, el formato, los objetivos y los incentivos, con el objetivo de reajustar la formación y buscar el éxito.

Una plataforma de formación online nos permite atender datos de forma sencilla. El porcentaje de usuarios recurrentes, la tasa de finalización o el tiempo de estudio son algunos de los KPIs que ayudan a medir el éxito de la formación.

Además, realizar encuestas o sesiones de feedback periódicas permiten ajustar tanto la formación como los incentivos según las necesidades y preferencias del equipo.

Gamificar el proceso

La gamificación es una técnica muy poderosa para hacer el aprendizaje más atractivo. Al incorporar elementos de juego, como la obtención de puntos o recompensas, se crea un entorno más interactivo y entretenido. La posibilidad de canjear estos puntos por beneficios refuerza la motivación y el compromiso con el aprendizaje.

6175070

Además, la posibilidad de crear espacios donde compartir experiencias o fomentar el team building también ayudan a crear un mayor vínculo y atractivo hacia los procesos formativos. 

En definitiva, un sistema de aprendizaje ligado a incentivos efectivos se basa en conocer el público objetivo y adaptar, tanto la formación como los incentivos a sus intereses para que cada persona de valor al incentivo y lo encuentre atractivo, creando así un entorno motivador y dinámico que beneficia el crecimiento individual y, en consecuencia, el corporativo.

¿Quieres conocer más detalles sobre nuestras soluciones?

    Scroll al inicio

    ¡Gracias por tu interés!

    Ya puedes descargarte la guía sobre el Programa Competencias Digitales Profesionales de la SPRI.

    Open chat
    ¿Necesitas ayuda?
    Wetak
    ¡Hola!
    ¿Tienes dudas sobre nuestras soluciones? ¿Necesitas ayuda con la digitalización de un contenido? Habla con Jaime